TRABAJOS LÁSER 3D
CAMI usa el corte láser para la fabricación de sus componentes, con el fin de que las partes de las plantas logren los altos estándares de precisión y exactitud que la empresa desea obtener.

El corte láser de los materiales es la más común y conocida de las aplicaciones con láser de potencia.
Durante el corte, la energía que absorbe el material en la parte donde el haz láser se localiza (densidad de potencia entre los 105-108 W/cm2) se transforma en calor. Este calor genera localmente un rápido aumento de la temperatura de la pieza; por otro lado, la fusión o la vaporización de la zona de interacción genera la formación de un orificio. Éste puede ser ciego o pasante.
En el primero caso, el retiro del material se hace aspirando los humos y vapores producidos, en el segundo caso, la expulsión del material generalmente es ayudado por la acción de un gas proceso, llamado gas de asistencia.
Si el orificio es pasante, la traslación de la fuente láser respecto al producto en elaboración, genera la separación de las piezas.

La fuente láser de nuestra máquina usa un principio de funcionamiento gaseoso de CO2 y potencia nominal de 3000 W, y además cuenta con 6 grandes ejes de trabajo.
La precisión del corte es garantizada por un sistema de regulación dinámico de la focal y por un sensor capacitivo de última generación, con microprocesador capaz de seguir las imperfecciones de las chapas y mantener constante la distancia de la parte superior de la superficie de la chapa.

Ventajas
  • Bordes de corte estrechos y paralelos
  • Zona térmicamente alterada muy restringida
  • Con capacidad para operar en perfiles muy complejos, y con radios de curvatura muy reducidos.
  • Ninguna deformación mecánica de la pieza
  • Capacidad de corte independiente de la dureza del material
  • Posibilidad de cortar materiales revestidos superficialmente
  • Fácil de integrar en sistemas automáticos
  • Capacidad para adaptarse y mutar rápidamente a las exigencias de producción